En Escuela de Manejo Le Man’s sabemos que hay muchos alumnos que se dejan llevar por su sentir al momento de manejar, por eso te damos unos tipos que te ayudarán a colocarte adecuadamente al momento de aprender a manejar y conocerás las cosas que debes evitar.


DEJARTE DOMINAR POR EL MIEDO: Es normal sentir miedo antes de convertirte en conductor, pero debes recordar que acudir a clases de manejo es la mejor forma de prepararte, no sólo aprenderás a dar dirección al vehículo, también aprenderás tips que te ayudarán a sobrevivir al día a día con el cuidado del auto.


CONDUCIR SIN LENTES: Los aprendices están tan nerviosos que olvidan cosas que normalmente son necesarias, como sus lentes, por eso es recomendable hacer una lista con todo lo que necesitas para tu primera clase.


NO PRACTICAR: Después de tu primera clase es de suma importancia practicar todo lo aprendido, pues en caso de tener dudas puedes aprovechar la siguiente sesión para aclararlas.


TIPS DE AYUDA


PIERNAS: Deben estar en semi-flexión, y no rígidas o tensas para tener una circulación de la sangre eficiente para el beneficio de nuestras piernas.


BRAZOS: Al igual que las piernas, deben adoptar la misma postura de semiflexión. Esta cómoda postura nos permite ser ágiles, precisos y maniobrar los mandos con suavidad, además, evita agarrotamientos o calambres de nuestras extremidades.


VOLANTE: Debe ir correctamente colocado en altura y profundidad. Desde el asiento del conductor, al estirar los brazos, el volante debe quedar a la altura de la muñeca.


ESPALDA. Debe ir siempre en contacto con el respaldo del asiento, lo más recta y vertical que sea posible.


REPOSACABEZAS. Por seguridad, la cabeza debe quedar a una distancia de un centímetro por debajo del reposacabezas, y a cuatro centímetros de distancia aproximadamente.


CINTURÓN DE SEGURIDAD: Debe ser colocado entre el pecho y el centro del hombro, con un ajuste cómodo pero seguro a la cadera. La regulación de la altura es fundamental para que el performance del cinturón sea el adecuado en casos de accidentes.


POSTURA: Se debe evitar a toda costa conducir encogido o con el cuerpo en estado de tensión.


ACTITUD: Mantener un estado de ánimo relajado y positivo ayudará a que nuestro cuerpo se sienta cómodo durante lo que dure el trayecto.