Aunque puede llevarte un tiempo acostumbrarte, un vehículo automático hace casi todo por ti. Por lo tanto, no es sorprendente que muchas personas opten por comprar un auto con caja automática. En Escuela de Manejo Le Man’s te damos algunos consejos sobre su manejo.

-OLVÍDATE DEL PEDAL DEL EMBRAGUE: El automóvil maneja la mayoría de los cambios de marcha, por eso que no hay pedal de embrague, solo el freno y el acelerador. Al conducir un auto automático, es normal usar solo el pie derecho.

-ACOSTÚMBRATE A LA PALANCA DE CAMBIOS: Solo la usarás ocasionalmente, pero necesitarás saber qué significa cada letra para que estés preparado:
-P - Parqueo o estacionamiento: Bloquea los engranajes para que las ruedas no puedan girar y así puedas estacionar tu auto. Siempre es bueno asegurarse de que estás en P antes de encender el automóvil y de apagar el motor.
-R - Retroceso: Para ir hacia atrás, por supuesto.
-N - Neutro: Al igual que con un automóvil manual, es mejor usar el pedal de freno o el freno de mano para asegurarte de no seguir avanzando.
-D - Conducir: Para ir hacia adelante. Cuando te mueves lo suficientemente rápido, el automóvil cambiará automáticamente a la segunda marcha, luego a la tercera, y así sucesivamente.

Algunas automáticas también tienen otras configuraciones en la palanca de cambios:
-1: Para quedarte en primera marcha.
-2: Para mantenerte en segunda marcha.
-L: Para mantenerte en baja velocidad (1 o 2).
-S: Deporte (mejor aceleración)

-PREPÁRATE PARA EL EFECTO ARRASTRE: Un auto automático se moverá lentamente hacia adelante si está en Drive o en cualquier otra marcha hacia arriba. Si estás en reversa, irás lentamente hacia atrás. A esto se le denomina efecto arrastre o velocidad de ralentí, y hace que sea más fácil mantener tu pie derecho sobre el freno cuando estás estacionado o en un tráfico lento.

-PREPÁRATE A CONDUCIR EN DIFERENTES CONDICIONES: Los carros automáticos son ciertamente más fáciles de aprender a manejar: no hay necesidad de pensar en las marchas, por lo que los conductores pueden concentrarse en los espejos, la velocidad, otros vehículos en la carretera, los peatones entre otras distracciones.

-PRACTICA: No te debería llevar mucho tiempo acostumbrarte a mantener la mano fuera de la palanca de cambios y el pie izquierdo sin usar. Una vez que aprendas a dominar la caja de cambios automática, entenderás porque muchos conductores la prefieren.